Elishava Flores Araujo: Seguimos en Venezuela porque la Amamos

Alguien de manera jocosa, dijo: «…Allá en Venezuela, solo está quedando un viejero y el malandrero…»

Estas palabras son para analizarlas y averiguar si esto es cierto.

La verdad es que aquí, se están quedando muchos padres, si, de la tercera edad, solos: Huérfanos de hijos y nietos.

Esos padres están aprendiendo a vivir solos, a una avanzada edad, pero están aprendiendo y todo aquel que aprende continuamente, no puede llamarse viejo, eso es solo un concepto humano donde a partir de cierta edad representa la vejez.

Es verdad que mucho talento se fue,  pero no ha quedado sólo el «malandrero.  Hay gente muy digna, y con mucho talento, que gracias a esta situación están demostrando que hasta son mejores que los que se fueron, y que estamos aquí por una u otra razón, pero podríamos empezar por decir que somos Amantes de Dios y aceptamos que somos luchadores sociales para honrar su voluntad.

Hay jóvenes y niños insignes, dando lo mejor de ellos, en un país sucumbiendo en un régimen totalitario de violencia, corrupción, delincuencia y destrucción, donde todos los valores si están desapareciendo por completo pero ellos luchan por continuar con ellos y darles una mejor virtud a sus vidas y a nuestro amado país.

Hay gente mayor, muy mayor, haciendo obras maravillosas para decirle a la nueva generación que el futuro está en sus manos y ellos están aquí para enseñarnos todo lo que saben acerca de nuestro país y de la vida.

Hay héroes anónimos, hombres y mujeres  haciendo milagros en silencio, tal como Dios lo manda, generando pocas, pero contundentes oportunidades, como esperanza de progreso que mínimo bendicen a una persona a la vez.

Hay gente que sabiendo que existe una fuerza oscura, malvada, imponiéndose a gran escala, y aun así deciden, con su luz sanadora, ir iluminando muchos corazones creando esperanzas bien justificadas llenas de amor.

Si tú todavía estás aquí en Venezuela y tienes un buen corazón, y por sobretodo CREES EN DIOS… por favor: no te menosprecies, no te angusties por no poder irte, NO PIENSES QUE ESTÁS»atrapado en un callejón sin salida»,  como, desde fuera (los que salieron) nos repiten una y otra vez, eso es falso, eso es lo que quiere el maligno que pienses y desista de tu lucha por el bien.

¿Te das cuenta, de que cada uno de nosotros los venezolanos tenemos una misión especial?

Si estás aquí es porque aqui esta tu trinchera , aquí se necesita tu labor,  tu ejemplo… es posible que tu voz sea necesaria en los próximos eventos, así lo quiere Dios.

No pierdas parte de tu vida, viéndote las manos vacías, en posición de parálisis, porque Dios te dio unos dones que quizas no sabias que tenias, es hora de explotarlos, es hora de demostrarte a ti mismo y al mundo quienes somos los Venezolanos, sobretodo los luchadores que nos quedamos aquí de la mano de Dios sin dudar por un segundo de ello, y que si hemos dudado somos de los que nos levantamos muy alto después de una caída y luchamos más fuerte como Rocky.

Ni eres «el viejero» , ni «el malandrero» que todavía no ha podido salir, nada de eso, ¿o tu te consideras así?, pues es triste si asi lo crees, porque yo no lo creo yo creo que somos el Tesoro que Dios tiene en este hermoso país llamado Venezuela.

No veas a tu país, como un monstruo del que hay que huir, a toda costa.  Observa a tu país de frente tal como es: un territorio todo golpeado, una sonrisa tapada con teipe negro. Es un «ente» que pide a gritos que le des una mano, tu sufrimiento es su sufrimiento, no es la causa de tus males.  No la denigres, ni la maldigas. Bendice todo y veras los cambios.

Todo los días, Venezuela, te pide que no la abandones (estés donde estés)… y el abandono , no significa que te vayas, sino lo que no haces estés donde estés por ella. No tengas miedo por estar aquí, siente orgullo de tu valentía, por quedarte.

Todo comienza por tí, eres más de lo que te han hecho creer, sigue adelante … yo estoy tratando de hacerlo y doy mi grano de arena y hagas lo que hagas, por mas humilde que sea tu labor, mientras estés sumando estoy contigo y todos estaremos orgullosos de tí!

Vale la pena de que se queden tranquilos y de que vean el éxito que esta tan cerca, mas de lo que piensan, ya que esta en nuestras manos, en las manos de Dios, que nos puso aquí para amar a nuestro país y luchar por el y no para darle la espalda y salir corriendo no aceptando lo que Dios quiere para con nosotros aquí y para este hermoso país llamado Venezuela.